Narcohumanismo 》COMISARIADO DE EXPOSICIÓN COLECTIVA sobre Farmacias y estupefacientes en las prácticas artísticas actuales EN EL BÒLIT CENTRE D’ART CONTEMPORANI

CON ELOY FERNÁNDEZ PORTA

NARCOHUMANISMO

Farmacias y estupefacientes en las prácticas artísticas actuales

 

Ana Laura Aláez, Cynthia Alfonso y Óscar Raña, Daniel G. Andújar, José Begega, Benzo, Jacobo Bugarín, Óscar Martín, Julia Montilla, Luis Molina-Pantin, Joan Pallé, Daniela Ortiz y Quimera Rosa

Sustancias estupefacientes. Remedios farmacológicos. Son los dos significados principales que asociamos a la palabra droga. Ambos están relacionados con otra acepción del término, más infrecuente hoy en día: la deuda y, con ella, el malestar que nos produce deber algo: dinero, afectos… la falta de reciprocidad. Así, la cuestión de la droga se nos puede plantear como una parte de la deuda que siempre tenemos contraída con el placer (como decía John Lanchester) y, a la vez, como una demanda urgente de nuestro cuerpo enfermo, que nunca podremos satisfacer por completo. En ambos casos, la adicción, como consecuencia del trato frecuente con el narco, es un rumor físico y psíquico, un grito sordo a través del cual el sujeto expresa su propia insuficiencia: no me basto.

En este sujeto incompleto o carente, que es también el sujeto del amor y de la libido, parece que los valores científicos y filosóficos que han conformado la estructura moderna del yo han sufrido una lisérgica inversión. Si la droga es sustancia, entonces el individuo es, a su vez, accidente, efecto secundario de la administración exacta o excesiva de la pastilla o del líquido. Nuestras identidades se describen en la letra pequeña de los prospectos de los medicamentos, que, como afirmaba J. G. Ballard, son literatura y, como escritura del síntoma, narran posibilidades, peligros, expansiones y exaltaciones de los sentidos y de la mente.

A lo largo del itinerario que hemos trazado en «Narcohumanismo», este sistema de inversiones y translaciones lo encontramos expresado en inflexiones psicodélicas que alteran la percepción (Rapapawn), así como en actos donde el espacio museístico es invadido y transformado por el espíritu nocturno y dionisíaco de la fiesta (Ana Laura Aláez). El consumo de éxtasis tiene también su monumento o nonumento (Joan Pallé). La autobiografía se convierte en un autorretrato clínico (Benzo). Asimismo, las prácticas de consumo, sean toleradas, ilegalizadas o alegales, despliegan todas sus resonancias en términos políticos, ya se trate de las políticas que limitan y dificultan los procesos migratorios (Daniela Ortiz), las que determinan las modalidades de reunión y asociación sexual colectiva (José Begega) o aquellas otras que crean identidad de género a partir de la experimentación (Quimera Rosa).

En los intersticios entre la interioridad y la exterioridad, la vivencia estupefaciente incorpora una dimensión espacial y cartográfica. Cartografiar los territorios —paradisíacos, infernales o purgatoriales— y presentarlos como paisajes de presión sometidos a las fuerzas del (narco)capital es el aspecto que pone en común diversos proyectos que nos enseñan la ciudad iluminada por luces de blíster (Julia Montilla), las dinámicas de compraventa en las catacumbas de la Deep Web (Daniel G. Andújar) y las rutilantes y siniestras arquitecturas creadas por cárteles, desde Cali (Luis Molina-Pantin) hasta Galicia (Jacobo Bugarín). Estas inflexiones, y las anteriores, tienen lugar en el contexto lumínico y sonoro generado por Óscar Martín, que ha creado una instalación envolvente donde las  visitantes de la muestra se convierten en sujetos experimentales.

Programa público

Visitas comentadas

Con Eloy Fernández Porta y Núria Gómez Gabriel. Sábado 19 de marzo de 2022, a las 12 h. y sábado 7 de mayo de 2022, a las 12 h. Punto de encuentro: Bòlit_LaRambla.

En una época definida por las adicciones digitales, las políticas de administración de medicamentos y la lucha por las libertades personales, el concepto de droga ha sufrido una significativa transformación, y reclama un estudio crítico y sensible: analítico y lisérgico. Esta exposición propone un extenso mapa vivencial y también documental, de las prácticas de consumo y las subjetividades que generan: sus usos lúdicos, pero también los laborales; la vida sensitiva y los sistemas de poder que la determinan; los efectos narcóticos y, con ellos, los afectos humanos.

Seminario

Pensar el Narcohumanismo: implicaciones individuales y colectivas del mundo como farmacia

Con Eloy Fernández, Núria Gómez Gabriel y Laurent de Sutter. Miércoles 23 de marzo de 2022, de 11 a 14 h y de 16.30 a 18.30 h. Sala de Graus de la Universidad de Girona. En colaboración con la Cátedra Ferrater Mora.

A partir de la exposición “Narcohumanismo. Farmacias y estupefacientes a las prácticas artísticas actuales”, los ensayistas y comisarios, Eloy Fernández Porta y Núria Gómez Gabriel, y el filósofo Laurent de Sutter; se encuentran para pensar en las implicaciones individuales y culturales del “narcohumanismo”. Laurent de Sutter acuñaba el término “narcocapitalismo” para referirse a “la vida en la era de la anestesia” (que podemos aplicar tanto a los medicamentos como al consumo cultural o a las relaciones políticas). Eloy Fernández Porta, encarna el discurso narcohumanista a partir de su propia relación con la ansiedad y la depresión; y Núria Gómez Gabriel, aborda el vínculo entre el arte contemporáneo y las modificaciones sensoriales y perceptivas del individuo, que la misma exposición lleva a la práctica.

Taller

Bio.trans.lab: pedagogías queer transdisciplinarias

A cargo de Paula Pin. 30 de abril, a las 12 h. Punto de encuentro: Bòlit_LaRambla.

Esta actividad formativa consiste en un taller con alumnos de secundaria de un instituto público de Girona, con el objetivo principal de proporcionar a las adolescentes, herramientas conceptuales i materiales para capacitarlas en la creación y exploración de alternativas gyne.ecològicas.

Ruta

Las plantas, las mujeres y el sueño: ruta narcovegetal

A cargo de la Asociación Milfulles. Sábado 30 de abril de 2022 a las 18 h. Punto de encuentro: Factoría Cultural Coma Cros.

De entre todas las plantas de nuestro entorno ribereño y hortícola, hay un grupo que nos invita a explorar escondites de nuestra consciencia y nos transportan a un estado de lucidez onírica, con poderes somníferos y analgésicos, que enmascaran el dolor e incluso, hacen de oráculo. ¿Hierbas de las brujas? ¿Hierbas de los dioses? Hierbas que descubriremos paseando por nuestras huertas, y que no se esconden, más bien todo lo contrario; se muestran ufanas para enseñarnos la fina y delicada frontera entre el sueño y la locura, entre la calma y envenenamiento.

Conferencia

Presentación del libro Los brotes negros (Anagrama) de Eloy Fernández Porta

A cargo de Eloy Fernández Porta. Jueves 12 de mayo de 2022 a las 18.30 h. Centre Cultural La Mercè.

Los botes negros, que también se podría haber titulado Los buenos lagrimales, es la breve y explícita narración autobiográfica de un trastorno de ansiedad prolongado, vivido con picos y episodios de pérdida total del dominio sobre el propio cuerpo. En el contexto de la exposición “Narcohumanismo”, esta inflexión en la “literatura del síntoma” pondrá énfasis en los usos y efectos de la farmacopea indicada para tratar el dolor psíquico, así como en la cultura médica, política y de género que se pone en juego cuando el paciente –el mismo autor- se convierte en sujeto experimental de las industrias farmacéuticas.

 

Equipo: Ingrid Guardiola, Farners Cabra, Núria Gascons, Diana Sans y Consol Vilà.

Diseño Gráfico: Blanca G.Teran.

Montaje: Xavi Torrent, Ander Condon y Quim Gironella.