TODOS LOS FUTUROS NO-MUERTOS DE PACO CHANIVET

PARA "PALIMPSESTO", LA INTERVENCIÓN DE PACO CHANIVET EN LA GRAN CONSPIRACIÓN – UNA EXPOSICIÓN VIRTUAL, EN RED, A DISTANCIA.

Todos los futuros no-muertos de Paco Chanivet es un relato de ficción escrito por encargo del mismo artista y como parte de la trama narrativa de Palimpsesto, la obra de arte que Chanivet expone en el marco de La Gran Conspiración. Una intervención que experimenta con las posibilidades narrativas de la sugestión, la ciencia ficción y la hiperstición –esos planteamientos acerca de las profecías autocumplidas, que tienen como referentes fundamentales a Mark Fischer y el CCRU. Se trata de una experiencia narrativa que a través de las lógicas de los procesos iniciáticos cuestiona el acceso al conocimiento y despliega la particular mitología del trabajo de Chanivet. Palimpsesto está formado por ‘La deuda oxigénica’ de Manuela Buriel, ‘Los padres (Homoderivada XXIII)’ de Ana Llurba, ‘Punto cognegativo’ de Francisco Jota-Pérez y ‘Todos los futuros no-muertos de Paco Chanivet’. Cada texto está visible 6 horas al día. El mío se puede leer de 6 a 12 pm.

 

LA GRAN CONSPIRACIÓN

Proyecto de exposición virtual con Consejerías Culturales de Lisboa, Londres, Bruselas y Washington y Centro Cultural de Espana en Montevideo

La Gran Conspiración es una exposición virtual comisariada por Manuela Pedrón Nicolau (Granada, 1988) y Jaime González Cela (Madrid, 1984), que reúne obras de artistas creadas específicamente para el medio virtual. Parten de una invitación de los comisarios de la muestra a pensar las condiciones de contacto a distancia y las formas de conocimiento actuales, considerando especialmente las lógicas de la telecomunicación. Las cinco obras que aquí se presentan han sido creadas en 2020 para ser disfrutadas a través de un dispositivo digital, desde cualquier lugar con conexión a Internet. Desde planteamientos y estrategias distintas, esta exposición permite visibilizar y experimentar con los mecanismos ocultos de la Red que en su saturación y desmaterialización se nos hacen invisibles.

El conjunto de piezas surgidas de este reto intervienen las dinámicas de lo virtual, testean sus posibilidades y visibilizan los mecanismos de comunicación. Un conjunto de propuestas artísticas que en forma de herramienta, experiencia narrativa, dispositivo arqueológico o experimento postal plantean cortocircuitos, distorsiones u homenajes desde los que pensar los usos y poéticas de estas tecnologías. Clara Montoya se acerca con Nómadas a los métodos de cartografía digital para considerar cómo se accede a lugares distantes a través de la imagen; Agnès Pe señala el papel de la publicidad en la historia del World Wide Web actualizando uno de los hitos de la mercantilización de Internet; Marc Vives remezcla los archivos sonoros que circulan en la Red como antídoto a la saturación visual; Paco Chanivet propone saltos entre lo virtual y lo físico a través de los recursos narrativos de la ciencia ficción, de la sugestión o la hipestición; y Francesc Ruiz diseña una serie de materiales y acciones para cortocircuitar la logística de los sistemas de correos nacionales.

[…] La Gran Conspiración se enmarca dentro de la tradición de las prácticas artísticas distribuidas que incluye el mail art o net art entre otras: aquellas iniciativas ligadas a la expansión de la obra de arte, a la dispersión (o simplemente consideración) de los diversos aspectos que la forman y rodean. Obras sobre soportes relacionados con la comunicación como son los periódicos, los panfletos, las revistas, los fanzines, los carteles, la radio o la televisión entre otros. La idea de distribución se conecta así con la de crear obras de arte que no sean únicas sino múltiples, a través de la capacidad de reproducirlas. Un tipo de arte cuya esencia no radica en su singularidad y exclusividad sino en el alcance social de la misma. En esta línea también conectamos las prácticas artísticas distribuidas con el tráfico global de productos e ideas a través de la exploración de vías alternativas de divulgación. En este proceso no sólo entra en juego la obra en sí sino los mecanismos mediante los cuales se pone en circulación.